RSS Feed

La adicción mecánica de una máquina.

April 10, 2008 by fito

Durante su existencia en este planeta, el ser humano ha descubierto su cuerpo como tal, se ha dado cuenta que posee una perfecta máquina. El cuerpo humano tiene una característica inigualable con otro ser vivo: es adaptable.

Nuestro cuerpo es capaz de reaccionar y adaptarse ante los cambios que el medio nos exija. Somos una especie que entiende su entorno y puede modificarlo para su beneficio.

Otra gran cualidad del cuerpo humano es la perfección con la que funciona, desde la maravilla del corazón que bombea sangre a una rapidez extraordinaria, pasando por los órganos que regulan nuestros excesos, hasta la impresionante máquina que llamamos cerebro. Lo más extraordinario del cerebro es que solamente utilizamos un porcentaje de la capacidad con la que puede funcionar.

Es para resaltar que el cuerpo y cada uno de sus componentes, tienen una función indispensable, todo órgano, extremidad o hueso funcionan específicamente para lo que están creados. Todo tiene una concordancia asombrosa funcionando cual reloj exacto.

El ser humano entiende la perfección con la que el cuerpo trabaja y en todo momento trata de asemejarse a él. Ha desarrollado tecnologías para curar enfermedades, reemplazar extremidades, incluso ya inventó tecnología para desarrollar seres identicos que puedan brindar la posibilidad de transplantes y donaciones.

Es increíble como el hombre ha desarrollado ciencias capaces de hacer que viva más años con una calidad de vida aceptable, con una sensación de felicidad, todo, con la ayuda de la tecnología.

Pero en cuanto a tecnología y esfuerzos por una vida cómoda y sin esfuerzos, el ser humano ha adoptado ciertas costumbres que lo hacen ahora vulnerable ante cualquier situación inesperada.

Hoy en día esa tecnología ya nos invadió por completo, los gadgets y computadoras son parte fundamental en nuestras vidas, nos han hecho olvidar como funcionar sin ellas. Un simple apagón, puede crear un caos que sin duda, hace que perdamos el control. Definitivamente han desaparecido aquellos días en los que un yo-yo, un balero, un libro o una plática familiar podían llenarnos de satisfacción. Ahora es indispensable la luz para poder tener esa completa complacencia. Todos los medios que utilizamos para el entretenimiento, la comunicación o la información funcionan através de la energía eléctrica.

Hemos creado una adicción que nos apega a la tecnología como si fueramos bebes que dependemos indispensablemente de los cuidados de la madre.

Es impresionante como una máquina capaz de crear infinidad de cosas como el cuerpo humano, es tan frágil cuando se encuentra ante la ausencia de aparatos eléctricos y electrodomésticos. La calidad de vida que se pretendía llevar se convierte en la peor de las pesadillas en la ausencia de luz. Nuestros posibles hobbies están en Internet, el entretenimiento se queda recluido en la televisión sin vida, una “agradable” cena deja de planearse por la falta de microondas, en ocasiones ni siquiera podemos comunicarnos con alguien debido a que los teléfonos en casa son inhalámbricos.

Todo esto nos deja a la deriva con nuestras intenciones de eliminar el aburrimiento, la impaciencia se coloca de nuestro lado y la funcionalidad queda olvidada, todo por que nos hemos hecho adictos a aparatos a los cuales nosotros mismos le damos vida, no hemos podido reaprender a gozar de esa chispa que como seres humanos tenemos sin límite, verdaderamente hemos olvidado explotar nuestras capacidades de creación, lamentablemente y sin dudar creo nos quedamos rezagados en esa evolución humanista y espiritual.


1 Comment »

  1. tannia says:

    En efecto el ser humano es 100% adaptable pero también es 100% dependiente, no solo en tecnología tambien en lo sentimental. Me parece que no hemos aprendido a liberarnos de complejidades, buscamos por necesidad algo o alguien, que nos complemente para sentirlo nuestro, cuando lo unico nuestro somos nosotros mismos.
    Y el perfecionamiento… Que cosa, eso solo se a logrado en tecnología y aveces, inventan enfermedades pero no curas, inventan murallas pero no sabemos dar la mano, no existe la hermandad con el projimo ni la humildad con nosotros mismos, esa, aun no la prefeccionamos, hacemos riquezas de la pobreza extrema, abusamos del debil y del ignorante, para demostrar nuetra capacidad de dominio y nuestra falta de amor, creamos basura que no somos capaces de recoger, de eliminar de reciclar, eso solo lo hacemos con nostros mismos, con cirugías que quitan la apariencia de quienes somos en realidad, nos eliminamos quitando competencia y sintiendonos poderosos, tenemos la capacidad de crear pero también de destruir, olvidamos que no somos nada ante la grandeza de la naturaleza, la enfrentamos, la adulteramos, la violamos y después no solo no nos arrepentimos, intentamos demostrar que nada es mas fuerte que nosotros. Somos la creación más bella pero también la más hirónica, que se autodestruye, en ves de reinventarse, somos luz, somos energía, somos riqueza que no se agota, somos el resultado de lo que somos capaces de imaginar, por eso pide, ten fé y recibe.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>